Mi experiencia con la lactancia

30/11/2021
el parto - lactancia materna

Hoy me gustaría contarte como fue mi experiencia con la lactancia materna, no fue fácil, pero mereció la pena.

Cuando te quedas embarazada y ya es algo oficial, una de las preguntas que te suele hacer la gente es si le vas a dar el pecho a tu bebe.

Yo lo tenía muy claro, si podía, le daría lactancia materna exclusiva. Pero claro, una cosa es lo que tu quieres, y otra lo que de verdad pasa una vez nace tu bebé.

Yo no lo pasé muy bien, la verdad. A mi bebé le tuvieron que cortar el frenillo, dormía mucho y yo tardé bastante en recuperarme del parto.

Después de salir del hospital mi peque seguía perdiendo peso, no se agarraba bien y a eso había que añadir mi total ignorancia con respecto a la lactancia.
Así que tras una visita de urgencia a la pediatra, empezamos a hacer lactancia mixta, primero le daba pecho y después fórmula.
Intentamos darle la fórmula con una jeringa para que no se acostumbrara al biberón (por recomendación de la pediatra), pero el pobre no paraba de llorar y no tenía mucha paciencia (y sigue sin tenerla).
Así que tuvimos que probar varios tipos de biberones, hasta que encontramos uno que iba perfecto ( ya te contaré en otra publicación los bibes que probamos).

Al final y con todo, conseguí dar a mi bebé lactancia mixta hasta los 6 meses, pero sufrí mucho, por un lado ver que mi peque cada vez quería menos pecho, yo no sé si les pasa a todas las madres, pero cuando veía que mi bebé no quería pecho se me caía el mundo encima, supongo que las hormonas tendrían algo que ver, porque yo al principio tenía claro que si no podía dar el pecho daría fórmula, pero la verdad que el momento de dar el pecho es algo maravilloso y difícil de explicar.
Y por otro lado también sufrí por estar escuchando las opiniones de la gente, opiniones que no había pedido.

Mi peque siempre ha sido de dormir mucho, cuando nació se podía tirar 4 horas durmiendo, y a los tres meses ya dormía toda la noche del tirón.
Lo que más me costaba era tener que despertarle para darle el pecho, además de que de por sí me costaba porque tenía un sueño profundo, me daba penita despertarle, y escuchar a otras personas decirme que porqué le despertaba, que le dejara dormir, no me ayudaba mucho.
Cada cosa que la pediatra me decía que hiciera para poder prolongar la lactancia materna era objeto de crítica y todo parecía una tortura hacia mi bebé.

Mirando atrás, con perspectiva, creo que cambiaría algunas de las cosas que hice y no hice cuando nació mi bebé con respecto a la lactancia, como por ejemplo contactar con un experto en lactancia antes de dar a luz, o hacer lo que me diga el experto y no pensar en lo que me dijeran terceras personas.
Muchas veces la gente habla pensando que tiene la verdad absoluta y no es así.
Los profesionales están formados y tratan con casos iguales o parecidos al tuyo a diario, seguramente sepan mucho mejor cómo pueden ayudarte antes que una persona que ha tenido a su último hijo como poco hace 20 años.

Así que si quieres un consejo de una madre primeriza que no tiene ni idea, habla siempre primero con un experto y si ése no te convence busca otro.

Si te ha gustado esta publicación suscríbete a mi newsletter y no te pierdas absolutamente nada.

    Leave a comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Total:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies