Método de trabajo

Los primeros 15 días en la vida de un recién nacido pasan muy rápido, y además en esos días hay muchos cambios.

Cada vez se mantienen más tiempo despiertos, se empiezan a estirar, y comienzan a experimentar otros cambios visibles y no visibles que hacen que cada vez estén más activos, por esta razón, las sesiones newborn, o de recién nacido, es muy importante que se realicen en estos primeros quince días de vida, cuando son más flexibles, ya que así se pueden hacer las diferentes poses más fácilmente.

Sé por experiencia, que durante los primeros días después de dar a luz te encuentras cansada y en un torbellino de emociones, has dormido pocas horas y todo es nuevo para ti y tu recién nacido.

Pero no te preocupes, haré todo lo posible por que la estancia en el estudio sea lo más cómoda posible tanto para tí, como para tu bebé, y el esfuerzo por venir hasta aquí valdrá la pena, ya que el resultado final serán unas fotografías que sin duda querrás ver a todas horas y compartir con todos tus seres queridos, y además, guardarás para siempre un recuerdo de sus primeros días, sus primeras sonrisas al dormir, sus pequeños deditos de los pies, esa piel suave y perfecta de las primeras semanas.

Recomendaciones

Lo primero de todo, te recomiendo reservar la sesión de recién nacido, antes de que des a luz, entre las semanas 36 y 38 del embarazo, para que así te asegures fecha, ya que este tipo de sesiones es muy importante realizarlas en los primeros 15 días de vida.

La sesión de fotografía de recién nacido tiene una duración de unas 3 a 4 horas, todo depende del bebé, pero para que todo vaya lo mejor posible te damos a continuación algunas recomendaciones para cuando vengas:

Antes de venir al estudio es recomendable que mantengas al bebé despierto durante una hora aproximadamente, para que cuando llegues al estudio le des de comer tranquilamente y se quede bien dormidito para poder hacerle así algunas fotografías.

También te recomendamos que le traigas con poquita ropa puesta, ya que así cuando lo desnudemos no se despierte al moverlo.

Otro gran aliado es el chupete, para calmar al bebé cuando se despierte, si es necesario.
Tampoco pueden faltar los pañales y empapadores.

Y por último, es importante que tanto tú como tu pareja vengáis mentalizados de lo que supone una sesión de recién nacido: serán de 3 a 4 horas en las que deberemos tener mucha paciencia, el bebé se despertará, llorará, habrá que darle de comer, tenerle en brazos unos minutos, etc., así que es muy importante que vengáis lo más descansados posible, que estéis tranquilos y conservéis la calma, ya que vuestro estado se lo transmitís al bebé y así el también estará tranquilo.

QUÉ INCLUYE LA SESIÓN:

De 3 a 4 horas de duración, decoración y diferentes conjuntos para el recién nacido (a parte de los que tú traigas), selección de las imágenes y procesado.

El pack base incluye 15 imágenes finales editadas entregadas en memoria USB.

Este pack se puede ampliar después realizando una colección con Álbum, Cajas de Láminas o Cuadro de Pared y más fotografías. También disponéis de una amplia Carta de Productos (láminas, minilibros, réplicas del álbum principal, impresiones fineart, recordatorios, cuadros de sobremesa o pared, etc.).

Además te ofrecemos la opción “making of”, dónde grabaremos en vídeo la sesión de tu bebé.

Total:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies