¿Recuerdas cuando eras niña y le preguntabas a tu madre por cuando estuvo embarazada de ti?
¿Cómo fue el embarazo?
¿Por qué eligieron tu nombre?
¿Si eran felices? ¿ y cómo eran ellos entonces?

Si eres una milenial, como yo, seguramente tu madre o tus padres te responderían a alguna de esas preguntas, pero en ningún caso podrías ver fotos de esos meses, porque no se hacían.
No se consideraba que el embarazo fuera un acontecimiento importante para inmortalizarlo, y así, cientos, miles de embarazos, han caído en el olvido.

Y como yo no pude ver fotos de cuando mis padres me estaban esperando, decidí que con mis conocimientos de fotografía, podría ayudar a otras madres a que tuvieran un testimonio de su embarazo, para poder enseñárselo a sus hijos cuando fueran mayores.

Porque no hay nada más bonito en el mundo que un embarazo, y poder revivirlo todas las veces que quieras y compartirlo con tus seres queridos es el mejor regalo del mundo.

Y ahora dime…

¿Quieres que tu embarazo caiga en el olvido? ¿Que sólo quede en tus recuerdos y los de tu pareja?

 

Total:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies