8 datos curiosos sobre el embarazo

27/09/2021
embarazo
  • SE ME HA ENCOGIDO EL CEREBRO 

Pues sí, exactamente el cerebro de las embarazadas primerizas se reduce un 7%, según apuntan los estudios.

Al parecer, se trata de un entrenamiento previo de las neuronas con el fin de aumentar la habilidad de la madre para cuidar a su hijo y crear un vínculo entre ambos.

Según los autores, esta reducción en las conexiones neuronales, que llaman “poda adaptativa”, optimiza ciertas funciones, como la capacidad de la madre de interpretar el estado mental de su hijo y anticipar posibles amenazas en su entorno.

  • HUELE… A FANTASMA

El 14,3% de las embarazadas, según un estudio llevado a cabo por la universidad sueca de Umeå, percibe olores fantasma, que son aquellos que aparecen y desaparecen sin explicación y sin procedencia concreta. Y los fantasmas no huelen a rosas precisamente: el 61% de las gestantes del estudio detectó olor fecal o podrido, un 28% a moho, el 17% notó una fragancia metálica y otro 17% olió a quemado.

Un fenómeno nada extraño si tenemos en cuenta que casi el 70% de las embarazas percibe de forma más penetrante los olores, sobre todo los más desagradables, según los expertos, una forma de autoprotección de la madre contra sustancias tóxicas que son perjudiciales y afectan al adecuado progreso de su bebé.

  • LOS BEBÉS PUEDEN LLORAR EN EL ÚTERO

embarazo - ecografíaSegún recientes investigaciones de un grupo de médicos y científicos británicos parece que los bebés sí realizan muecas parecidas al llanto dentro del útero, pero es una práctica para cuando realmente tengan que llorar una vez hayan nacido, no significa que estén sufriendo.

Se ha comprobado que los bebés pueden llorar dentro del útero a partir de las 26 semanas de embarazo, no antes, y no podemos oírlo debido a la gran cantidad de fluido que se produce durante la gestación.

  • ACARICIAR EL VIENTRE

embarazoNo es casualidad que las mujeres embarazadas toquen su abdomen con frecuencia. No se trata de algo planeado, en realidad pueden hacerlo de manera inconsciente.

De acuerdo a la doctora Viola Marx, de la Escuela de Psicología de la Universidad de Dundee en Reino Unido, es una respuesta que el cuerpo presenta de manera natural y tiene una razón de ser.

Para empezar, esto favorece el movimiento del feto. El bebé responde ante los estímulos externos de su madre y esto genera una comunicación entre ambos.

Además, se ha comprobado que los bebés pueden sentir, escuchar y ver cuando aún están en el vientre. Así que tocar la pancita puede ayudar a su desarrollo.

  • EL ÚTERO, ESE ÓRGANO CAPAZ DE AUMENTAR MÁS DE 500 VECES SU CAPACIDAD

Un bebé (o dos o tres) ocupan mucho espacio y si no que se lo pregunten al útero o matriz, que pasa de tener una capacidad de 10 mililitros o menos en estado normal a abarcar alrededor de los 5 litros al final del embarazo. Es decir: es capaz de multiplicar su capacidad al menos en 500 veces, sino más en el caso de los embarazos múltiples.

Además, su longitud, que en una mujer no embarazada oscila entre los 6 y los 9 centímetros, aumenta unas cinco veces, hasta los 35 cm, y su peso crece unas veinte: de sus 100 gramos de promedio hasta el kilo, kilo y pico. Y, por obra y gracia de la madre naturaleza más o menos dos semanas después del parto el útero recupera su tamaño original en un proceso llamado involución uterina.

  • EL BEBÉ APRENDE RÁPIDO

Durante los últimos meses de embarazo, los bebés se encuentran mucho más activos y conscientes de su entorno, así que comienzan a entender su lengua materna.

El bebé comienza a captar los ritmos y entonaciones de su lengua materna en el útero. Cuando nace, puede distinguirla de cualquier otro lenguaje.

  • DURANTE EL EMBARAZO, EL PELO CRECE MÁS RÁPIDO Y ES MÁS VOLUMINOSO

embarazo - sesion fotos embarazoEntre las consecuencias de los cambios hormonales durante el embarazo, se encuentra también el crecimiento brusco del cabello y el aumento de volumen, así como de brillo ya que de alguna manera la queratina no solo se renueva sino que aumenta. Pero cuidado, que también debido a las hormonas y tras haber dado a luz, es posible que notemos cómo sufrimos de caída constante del cabello aunque por suerte, es algo pasajero.

  • ANTOJOS

El tema del deseo de comer cosas extrañas durante el embarazo ha llamado la atención desde siempre. Madres que quieren comer ceniza, arena o yeso, entre otros. En este caso no se habla de los famosos “antojos”, sino que se trata de una condición llamada “alotrofagia”. Corresponde a un trastorno alimentario.

    Leave a comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Total:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies